Otro criterio de discrimen en el mercado financiero tiene relación con el nivel de educación de las personas, en el cual se ha evidenciado que las personas cuya escolaridad ha sido menor, tiende a ser desatendida por parte de las entidades financieras debido a que teóricamente representan un nivel de riesgo mayor. El 84% de la cartera de Codesarrollo a través del 85% del total de operaciones de crédito, se ha entregado a beneficiarios con un nivel de educación secundaria o inferior. Como se ha mencionado anteriormente, a través del crédito se busca contribuir

a mejorar las condiciones de vida de los beneficiarios, apalancando el acceso a servicios como la educación; sin embargo, la tipología de los actores de la economía popular y solidaria que trabajan con Codesarrollo les ha permitido especializarse en diferentes campos, a pesar de no haber tenido una instrucción formal; ya que, el conocimiento para realizar sus actividades se transmite de generación en generación, principalmente en los sectores rurales y urbano marginales.

Formación de los beneficiarios

Es importante observar que, en comparación con las entidades financieras de la RFD, Banco Codesarrollo se encuentra atendiendo a clientes que mantienen un menor nivel de escolaridad. De la misma manera, en comparación con la demografía nacional, evidenciada por la ENEMDU, Codesarrollo muestra datos favorables ya que atiende prioritariamente a personas que son excluidas debido a su menor nivel de escolaridad.

Un factor adicional para excluir a personas del acceso al crédito se relaciona con el tipo de actividad económica que realiza, considerando que, algunas actividades agrícolas o comerciales mantienen un nivel de generación de ingresos menor y mantienen potenciales riesgos -climáticos, económicos, sociales u otros- en su operación, los que potencialmente podrían afectar su generación de ingresos. El sector agropecuario es uno de los principales sectores de atención para Codesarrollo, representa el 25% de la cartera total del Banco con USD 34 millones (teniendo en cuenta el financiamiento solamente a personas naturales), dentro de este sector destaca el financiamiento para actividades agrícolas con el

57% de la cartera destinada a temas agropecuarios y el 60% del total de operaciones. Dentro de esta rama del sector agropecuario destacan actividades como el cultivo de maíz, cultivo de cacao, cultivo de papa, fuera del sector agrícola destacan actividades como producción de leche de vaca, cría de ganado bovino y cerdos. Es fundamental mencionar que la ENEMDU, a diciembre de 2019, menciona que el 29,4% de la población económicamente activa se encuentra ubicada en este segmento productivo o en un segmento relacionado, por lo cual la gestión de Codesarrollo puede verse fortalecida en este segmento.

Rama de actividad agropecuaria

La exigencia de una garantía, en su calidad de colateral de una operación de crédito, descarta de forma inmediata a todos los clientes que no cuenten con este requerimiento. Codesarrollo, en su afán de apoyar a las poblaciones vulnerables, ha promovido la garantía quirografaria -sobre firmas- como un elemento de agilidad y accesibilidad al financiamiento, dejando en un segundo plano otro tipo de garantías que requieren de una acumulación de capital, como es el caso de la garantía hipotecaria, auto liquidable o prendaria.

El 74% de la cartera y el 90% del total de operaciones se ha financiado con garantías quirografarias.

Tipo de garantía